CREMA FRÍA DE PUERROS Y TARTAR DE ATÚN PARA COMER CON EL GÉLIDO GRUPO SIGUR RÓS


Crema fría de puerros con gambas.

1.  Otra recetita de sopa fría. La verdad es que la crema de puerros caliente es una de mis favoritas, pero si la ponemos fría es ideal para esta época. Hacemos una sopita normal de puerros con una patata pequeña, un poco de apio y la parte blanca de los puerros. Primero salteamos en aceite caliente las verduras cortadas y luego le añadimos leche y un  poco de agua y cocemos unos 20 minutos. Después le añadimos sal, pimienta blanca y yogur natural y y trituramos todo. En la Thermomix sale muy buena, sobre todo por la textura, pero en un vaso batidor queda muy bien también. 
Es una sopa ideal para acompañar con esta música tan relajante. Además he cocinado con ella y quería añadirla en esta entrada pra que la disfrutéis también. Es un grupo islandés que está más que acostumbradito al frío...=)  Me lo recomendó mi peluquero, CUTS, que tiene muy buen gusto musical y estético. Si queréis conocerle, su peluquería está en  la calle Cruz 18, Granada. Es más que una peluquería, sala de exposiciones y proyecciones y un espacio para curiosear entre sus vinilos, chismes y colecciones.
 Os dejo el enlace  a su negocio: http://cutspeluqueros.es/


 


Volviéndo a la sopa....Recordad el secreto de las sopas frías: enfriad en el congelador los platos mojados para que esté realmente refrescante. El toque final es un chorreoncito de aceite y poner las gambas cocidas encima. Decorad con apio, please. 

2. De segundo un delicioso y efímero tartar de atún......
De segundo vamos a preparar un tartar de atún con aguacate. Es muy rápido de hacer. Me encantan los sabores naturales y ya he publicado varias entradas con el atún semicrudo, pero el tartar es un método de cocina en el que el alimento, ya sea carne o pescado, va crudo. El atún rojo de los mares de Cádiz nos llega a la mesa como auténtico caviar. Eso sí, hay que consumirlo en el momento; nada de dejarlo para después o cocinarlo horas antes. Si buscáis en la red veréis verdaderas obras de arte por su presentación, pero hoy se trabaja y no hay tiempo para florituras. Además, aùn nadie me ha regalado los cortadores para presentarlo como se merece, como una auténtica corona de reyes. Comer atún es casi imposible de planear. Si vas a  la pescadería y ves esta pieza de atún rojo, ¿cómo no comprar una y cambiar de idea al verla? se me hace la boca agua......

Ingredientes.....ah y el wasabi que no está en la foto.
Los ingredientes son los que veis en la foto y el wasabi, esa pasta de un rábano japonés que puede hacerte llorar de picor y que te da un calambre en la cabeza si te pasas con la dosis. Es divertido ver comerla a la gente por primera vez. Pero tranquilos que no vamos a poner mucho, sólo un poco. Se corta en trocitos el atún y se marina con una mezcla de soja, vinagre de mango o de otra fruta que tengáis, un poco de pasta de wasabi y aceite. Se hace como una vinagreta y ahí bañamos el atún. La hierba fresca que mejor le va es el cilantro, pero no tengo, así que he mojado perejil en limón y el efecto es el mismo. 




Ese pegote verde es el wasabi.....No quiero daros las cantidades en cucharadas, es mejor ir probando y añadiéndo, según vuestro gusto....
Por otro lado ,  cortamos un aguacate y una cebolleta y aliñamos con aceite y limón, para que no se ponga negro. Mezclamos todo si no queremos servir como obra de arte y a comer......Dejadlo en la nevera para que esté frío un ratito. ¿Vale?  











De cerca.....¿Véis como cambia el color del atún? Es el momento de comerlo...Ahora o nunca!!!!!!!!!