¿Un quitapenas? Potaje de garbancitos con setas y tomates secos.


Toda melancolía
nace sin ocasión, y así es la mía
que aquesta distinción naturaleza
dio a la melancolía y a la tristeza.
Calderón de la Barca

       Siempre que llega el otoño y empiezan los días de largas horas de lluvia, el alma tiende a contar la historia de uno de los sentimientos más poetizados y cantados de la historia de la humanidad: la melancolía. Siempre he preferido la melancolía en escultura a en pintura. Me parece que consigue siempre ser más dulce a golpe de cincel que de pincel. Todos hemos oído alguna vez que delante de un plato de garbanzos se quitan todas las penas. Así que hoy necesitamos un potaje y ya que la melancolía es dulce porque el hombre la disfruta conscientemente, ¿qué tal si comemos un potaje de garbanzos con setas y tomates secos? La base llevará calabaza, con lo que el toque dulce está asegurado.


CALDO de verduras para cocer los garbanzos. 
LA BASE: Ponemos una base de calabaza, cebolla, pimiento seco, ajo y un par de cucharadas de salsa casera de tomate.  Mientras estamos cociendo los garbancitos de tamaño miniatura en un caldo en el que pondremos las verduras que tengamos por el frigo: apio, zanahoria, puerro, pimienta, cebollino.
Caldo + sofrito


Pasamos el sofrito de calabaza, cebolla, pimiento seco y ajo. Y una vez cocidos los garbanzos añadimos al batirlo las verduras que rescatemos de colarlos. Y se lo añadimos a los garbanzos para que se sigan cociendo.
FRITADA DE SETAS Y TOMATES SECOS:

Las setas de cardo sueltan mucho sabor, así que fue las que elegí de entre la gran variedad que hay ahora en las tiendas al ser su temporada.  
No sé por qué pensé en tomates secos, pero la decisión fue acertada porque estaba buenísimo el caldo que hicieron junto con las setas.  Una vez hecho, lo añadimos a la olla junto a lo demás. Y seguimos dejando hacer  a fuego lento.  Lo vamos probando de sal pimienta y teniéndo cuidado de no deshacer los garbancitos. En realidad, me quedaron un poco enteros, así que no añadáis el sofrito y la base hasta que no estén ya tiernos porque si no, no tienen suficiente agua para cocerse bien.
Una hierba para aromatizar como tomillo le vendrá muy bien.
 Recordad que si lo dejamos para el día siguiente estará más aposentado el caldo y quedará más trabado.  

 
Es un plato sin grasa, pero con mucho sabor y con  toda la enjundia de un potaje. Pero si queréis un poquito de grasa, creo  que con saltear unas rodajas de buen chorizo al final y tener unos 10 minutos más sería suficiente.
Disfrutemos de esta música y de un análisis de la melancolía mientras: http://www.youtube.com/watch?v=Jb0p_k8PebQ 
 
 P.D: ayer cené una deliciosa ensalda que os pondré mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario